«Los hábitos de vida saludable son cruciales para tener un buen bienestar físico, mental y social»

29/04/2022

Bàrbara Fernández Rubio es graduada en fisioterapia, formación que recientemente ha complementado con el máster universitario de Alimentación en la Actividad Física y el Deporte de la UOC. Su interés por la salud y los hábitos saludables la ha llevado a centrar su trabajo final de máster (TFM) en la evaluación de la salud y los hábitos de vida saludable del estudiantado universitario en Catalunya. Un proyecto de investigación que ha llevado a cabo con el soporte de su tutora de TFM, la Dra. Alba Pardo Fernández, y que ha sido premiado como mejor TFM del curso académico 2020-2021

Desde Salud Con Ciencia las entrevistamos para descubrir los principales objetivos y conclusiones de este trabajo, así como para conocer sus experiencias como alumna y docente de este máster de la UOC.

El TFM se centra en la evaluación de la salud y los hábitos del estudiantado universitario. Después de dedicar tiempo y esfuerzo al estudio de esta cuestión, ¿cuáles son las conclusiones más relevantes que habéis alcanzado?

Bàrbara: Para mí hay dos cuestiones importantes: en primer lugar, la baja adherencia a la dieta mediterránea, ya que el estudiantado con una adherencia óptima a esta dieta era inferior al 50% y, en segundo lugar, el riesgo de presentar alguna patología mental: 4 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 hombres. En el estudio también hemos podido ver como la mayoría de las variables están interconectadas entre sí, lo que también nos da la opción de centrarnos en intervenciones concretas para acabar modificando un conjunto.

Alba: El estudio pone en evidencia tres hábitos que se necesitan mejorar en este colectivo: la alimentación, más de la mitad no cumple con las recomendaciones de la Dieta Mediterránea; 4 de cada 10 estudiantes presenta riesgo de salud mental y el 4% no duerme las horas recomendadas (>7h). 

Estos tres hábitos repercuten negativamente en nuestra salud y son responsables de numerosas enfermedades crónicas. Además están interconectados entre ellos,  ya que el estrés nos conduce a comer productos menos saludables o a dormir menos. O al revés, no tener buenos hábitos de descanso repercute en nuestra salud mental al estar más cansados y en nuestra alimentación haciendo uso de productos energizantes o con exceso de cafeína. Teniendo en cuenta que estos tres hábitos determinan el estado de salud y que están interconectados entre ellos es crucial realizar intervenciones para facilitar buenos hábitos.

¿Qué entendéis cómo hábitos de vida saludable?

Bàrbara: Son todas aquellas acciones que repercuten positivamente en nuestra salud y nos proporcionan bienestar físico, mental y social. Dentro de estos hábitos conductuales entran decisiones como seguir una dieta equilibrada, una vida activa, evitar el consumo de tóxicos… a partir de cosas tan simples como, por ejemplo, merendar fruta en vez de bollería o utilizar las escaleras en vez del ascensor. Todas estas pequeñas acciones nos llevan a unos hábitos de vida saludable.

Alba: Los hábitos de vida saludable son todas aquellas decisiones que tomamos cada día que tienen una repercusión en nuestra salud. Las decisiones que tomamos se convierten en acciones y estas en conductas repetidas que forman los hábitos de nuestro estilo de vida. Como estilo de vida entendemos seguir una alimentación saludable, mantenernos activos físicamente,  el tiempo de descanso, evitar consumo de tòxicos (alcohol, tabaco, etc.), mantener un peso saludable, etc. Los hábitos de vida son cruciales para tener una buena salud en el estado de completo bienestar físico, mental y social. 

Los hábitos de vida saludable son cruciales para tener una buena salud en el estado de completo bienestar físico, mental y social.

Alba, hace mucho tiempo que te dedicas a la investigación de los hábitos de vida saludable del estudiantado universitario. ¿Cómo surgió tu interés por este tema? 

Alba: Mi interés surgió a raíz de una investigación que realicé con la Fundación Galatea y el Colegio Oficial de Médicos de Cataluña (COMB) analizando los hábitos de los médicos, residentes y estudiantes. Durante mi tesis doctoral, evaluaba el impacto de la prescripción de ejercicio físico en los centros de atención primaria, y investigando encontré que era muy importante que los hábitos de los propios profesionales en su prescripción de estilo de vida saludable. Es decir no solo predicar sinó también practicar con el ejemplo estaba relacionado con la adherencia de los/las pacientes a seguir un programa de ejercicio físico o una alimentación saludable. Durante la investigación encontramos resultados en los estudiantes que nos sorprendieron. Aquí es donde vimos que se necesitan realizar intervenciones en este colectivo en especial. 

Bàrbara, ¿te ha gustado investigar y profundizar en los hábitos y estilos de vida de los jóvenes universitarios? ¿Qué has aprendido con este trabajo? 

Bàrbara: La verdad es que sí. Aunque los años pasan rápido, mi época universitaria no queda tan lejos y recuerdo la poca importancia que le dábamos a la alimentación en general. Leyendo artículos para el TFM encontré datos tan sorprendentes como que una mala alimentación podía conllevar peores resultados académicos o niveles de índice de masa corporal (IMC) altos. Ahora lo pienso y es lógico, pero durante los años de universidad no le das importancia y tampoco nadie te informa sobre ello. Estamos muy poco concienciados de cómo afecta una mala alimentación o una vida sedentaria a nuestro cuerpo y creo que es algo que nos deberían explicar desde pequeños. 

Una mala alimentación puede conllevar peores resultados académicos o un alto índice de masa corporal (IMC).

Los resultados de vuestro trabajo indican una poca adherencia a la dieta mediterránea, un elevado riesgo de salud mental y pocas horas de descanso por parte de los universitarios y universitarias. ¿Qué medidas creéis que se pueden llevar a cabo para revertir esta situación? 

Bàrbara: Creo que hay poca información sobre estos temas desde pequeños. Aprendemos derivadas, las comarcas, las partes de una célula, gramática y sintaxis… ¿pero quién nos enseña a cuidarnos? ¿A escuchar nuestro cuerpo? Muchos de nuestros hábitos diarios vienen marcados por nuestras rutinas en casa desde pequeños y, según mi opinión, la época universitaria es suficientemente estresante como para intentar cambiar todas estas rutinas. Pienso que hay que proporcionar mucha más información para concienciar de los beneficios de unos hábitos de vida saludable.

Alba: Diseñar, implementar y evaluar intervenciones de concienciación y promoción de dichos hábitos de vida saludable en la universidad. Es muy importante evaluar las intervenciones para saber qué impacto están teniendo y si son efectivas en el grupo objetivo. En el estudio se encontró que hay mayor riesgo de salud mental y menos nivel de actividad física en las estudiantes mujeres y más sobrepeso y mala alimentación en los estudiantes hombres. 

Según vuestra opinión, ¿creéis que es necesario implementar más intervenciones de promoción de la salud en la comunidad universitaria? En caso que sí, ¿qué acciones consideráis que se podrían llevar a cabo? 

Bàrbara: Aunque no sería el primer lugar donde intervendría, creo que sí que es necesario actuar en esta población. Yo realizaría sobre todo talleres gratuitos y prácticos para proporcionar consejos y herramientas para una alimentación saludable y a la gestión de las emociones. En el caso de la actividad física se podrían crear equipos o ligas de diferentes deportes y grados para mantener a los estudiantes activos. Además, como intervenciones “indirectas” se debería revisar la comida y bebida que se vende en el campus o que las entregas de actividades y exámenes no coincidieran en día en las diferentes asignaturas.

Alba: Estas intervenciones incluyen desde revisar los menús de cafeterías universitarias y facilitar variedad de productos saludables, revisar y incluir productos saludables en las máquinas vending así como evitar bebidas energetizantes muy utilizadas para época de exámenes; realizar seminarios o talleres para estudiantes para dar herramientas de com planificar el horario de estudio, los exámenes y la carga académica. Una de las intervenciones que se puede realizar para evitar que los estudiantes vayan a dormir a última hora de la noche es modificar la hora de entrega de trabajos. 

Vuestro estudio está en vías de publicación en una revista científica. ¿Qué representa para vosotras este hito?

Bàrbara: Es algo que aún no me creo. Estudié el máster para ampliar mis conocimientos y que gracias a mi TFM haya podido formar parte de la redacción de un artículo científico no me lo hubiera imaginado nunca. Agradezco a Alba, mi tutora, la confianza que me dio para redactarlo y apostar por publicar todos los resultados interesantes que obtuvimos durante el estudio. 

Alba: Que una estudiante de Máster pueda publicar un TFM en una revista científica podemos decir que es un valor añadido al trabajo realizado y es una experiencia como investigadora junior. Así mismo, publicar y divulgar este estudio puede ayudar a otros/as investigadores a seguir esta línea de investigación y a poder implementar intervenciones en sus universidades. 

Hay que proporcionar mucha más información a la sociedad para concienciar de los beneficios de unos hábitos de vida saludable.

Contadnos cómo ha sido vuestra experiencia con el máster universitario en Alimentación en la Actividad Física y el Deporte de la UOC. ¿Bàrbara, qué te impulsó a cursar este máster y por qué decidiste hacerlo en la UOC?

Bàrbara: He estado viviendo dos años y medio en Japón por temas personales. Durante ese tiempo sabía que quería aprovechar para estudiar algún máster y la universidad que me dio esas facilidades fue la UOC. Sobre la elección de los estudios, aunque mi pasión es la fisioterapia, siempre he querido aprender sobre alimentación. Al no poder cursar nada relacionado con mis estudios previos por ser obligatoria la presencialidad, fue en Japón cuando encontré el momento de estudiar otra de mis pasiones y por eso elegí el máster universitario en Alimentación en la Actividad Física y el Deporte de la UOC.

¿Has visto cumplidas tus expectativas formativas con el máster?

Bàrbara: En parte sí y en parte no. He aprendido muchísimo durante este máster, pero en algunas asignaturas me faltó feedback para saber qué estaba bien o qué estaba mal en mis PEC’s y no un PDF de muestra, ya que, por ejemplo, las dietas no tienen solo una respuesta correcta. También hubiera preferido tener apuntes más específicos en vez de libros de 300 páginas. Por lo demás, hay profesores y profesoras muy buenos y asignaturas muy interesantes. 

¿Cómo crees que te ayudará esta formación en tu desarrollo profesional?

Bàrbara: Sigo trabajando como fisioterapeuta, pero sí que es verdad que he aprendido mucho sobre cómo afectan ciertos alimentos a la salud: qué alimentos son más beneficiosos para la recuperación física, cuáles pueden afectar a procesos inflamatorios, etc. Creo que la fisioterapia tiene que ir de la mano del ejercicio físico y la alimentación, y este máster me ha ayudado a ampliar mi visión sobre los tratamientos que realizo en mi día a día.

Alba, ¿cómo ha sido tu experiencia como profesora colaboradora que ha llevado a cabo la tutorización de este TFM? ¿Cuáles son las principales lecciones aprendidas? 

Alba: Mi experiencia como profesora colaboradora del máster ha sido muy buena. La formación a distancia que ofrece la UOC permite una manera de trabajar muy flexible, proactiva y autónoma. Es muy enriquecedor poder tutorizar estudiantes tan proactivos, formados y con experiencia profesional que tienen muchas ganas de aprender y mucha iniciativa para emprender un estudio de investigación. 

Lo que he aprendido es que la formación a distancia online permite una manera de trabajar que se adapta al horario del estudiantado, así mismo los aprendizajes se basan en pequeños retos que ofrece motivación al estudiantantado. A nivel de tutora es muy fácil el contacto con el estudiantado y el aula moodle es muy intuitiva y de gran ayuda a nivel metodológico ofreciendo muchos recursos para el estudiantado y para el profesorado para realizar un buen seguimiento de tutorización. 

La fisioterapia tiene que ir de la mano del ejercicio físico y la alimentación, y este máster me ha ayudado a ampliar mi visión sobre los tratamientos que realizo en mi día a día.

Por último, ¿cuáles son vuestros planes formativos y/o profesionales de futuro? ¿Tenéis previsto continuar investigando en el ámbito de la salud y los hábitos de vida saludable del estudiantado universitario?

Bàrbara: De momento no tengo previsto seguir estudiando. He vuelto a Cataluña hace poco y quiero volver a centrarme en mi trabajo. 

Alba: Actualmente dentro de la Red Catalana de Universidades Saludables, de la que la UOC participa activamente, estamos implementando una encuesta interuniversitaria para valorar la salud y hábitos de estilo de vida de toda la comunidad universitaria. El objetivo es poder realizar intervenciones para mejorar la salud de este colectivo que tiene gran repercusión en la población general, ya que serán futuros y futuras profesionales. 

(Visited 22 times, 1 visits today)
Autor / Autora
Editora de contenidos de los Estudios de Ciencias de la Salud y de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC.
Comentarios
Deja un comentario